Amanda Carvajal Escort GFE Lujo Madrid

¿Has estado alguna vez con dos chicas a la vez? Yo si

La historia es real. Ocurrió en mis primeros años de universidad. Es una de esas historias que sólo pueden pasar en una película, pero como sucede a veces, la realidad supera la ficción…

Ella era mi compañera de la uni, Ana, una sexy bisexual declarada. En varias ocasiones la había pillado mirándome el culito cuando me levantaba a pedir otra ronda de cervezas. Nos encantaba ir de cervezas después de pasar horas haciendo trabajos en equipo en la biblioteca de la facultad.

Ana y yo aquel año tuvimos una nueva compañera, se llamaba Valentina, una preciosa italiana que venía de Erasmus. Sin duda alguna, la niña más dulce que he conocido hasta ahora. Le cogimos mucho cariño. Como todo lo que empieza, termina, ella tuvo que volver a su país a finales de junio. Nosotras como buenas compis de clase la llevamos de fiesta la noche anterior a su vuelo para despedirla por todo lo alto.

Eran eso de las once, estábamos en un bar con más gente de nuestra clase. La noche parecía prometer, sin embargo, sobre las doce nos empezamos a aburrir. Valentina, Ana y yo estábamos juntas en un rincón observando como con el paso de los minutos la fiesta iba decayendo. Nos miramos entre nosotras:

-¿Nos vamos? –Preguntó Ana.

-¡Desde luego! –Respondí.

Montamos una excusa, las tres nos despedimos de la gente y nos fuimos.

Amanda Carvajal Escort GFEA cinco calles encontramos un pub y entramos. Era uno de esos bares muy chic con sofás muy cómodos, cojines, con colores modernos y música que invitaba al relax y a sonreír. Nos sentamos y pedimos tres margaritas. Tras un rato de conversación y risas, fui al baño y al regresar, veo a las dos besándose dulce, pero apasionadamente. Yo estaba realmente sorprendida. Es verdad que la angelical Valentina había revelado en alguna ocasión su tendencia a enrollarse con chicas y Ana, le había tirado también alguna vez los trastos. Pero otra cosa muy diferente es verlas de repente, a las dos saboreándose los labios y jugueteando desinhibidamente con sus lenguas. Yo, bromeando, me abrí paso entre las dos, tosí un poco y me senté en el medio como diciendo “Comportaros, chicas, que estamos en un sitio público”. Vaya sorpresa  cuando cruzaron miradas de complicidad y ambas empezaron a besarme a la vez! Yo me vi incapaz de ofrecer resistencia…

 

Amanda Carvajal Escort GFE Lujo MadridEmpezamos a turnarnos. Yo besé a Valentina. Luego Ana a mí. Luego se besaban entre ellas. Estábamos cada vez más excitadas. De repente, me di cuenta que el grupo de chicos de al lado nos miraba con sorpresa (y seguramente envidia), así que entre risas, les propuse guardar la compostura y cambiarnos de lugar. Valentina vivía en una residencia, Ana aún con sus padres, yo aquella noche sabía que mi casa estaría vacía y que sería el sitio perfecto para la más perversa de las noches, así que allí fuimos.

 

Amanda Carvajal Escort GFE Lujo MadridY ya os imagináis lo que ocurrió en mi habitación, concretamente entre mis sábanas… ¿Que no? Vale, os lo cuento… Lejos ya de miradas ajenas, nos besamos más apasionadamente, con lengua, mordisquitos, nos arrancamos la ropa para acariciarnos cada centímetro de piel y nos tumbamos en mi cama. Inventamos docenas de posturas, las tres dábamos mucho juego. Recuerdo a Valentina tumbada boca arriba, mientras Ana le devoraba su sexo, y yo besaba a Valentina para luego besar a Ana. Me recuerdo a mi misma, en otro momento, tumbada boca arriba con las piernas muy abiertas mientras las dos degustaban del sabor de mi sexo para luego besarse los labios y luego besarme a mi. Otro recuerdo que viene a mi mente es Ana tumbada, yo sentada sobre su boca mientras Valentina le proporcionaba un orgasmo acariciándole el clítoris con la lengua. Y mi recuerdo más morboso y que no olvidaré es yo boca arriba mientras Ana deleitaba mi sexo. Ponía su culito tan en pompa mientras me comía que lograba ver su espalda y a Valentina detrás de ella masturbándola con los dedos. Recuerdo a Ana estremecerse de placer, mientras recibía los dedos de Valentina y degustaba mi sexo, lo cual me excitó mucho y me provocó un orgasmo la mar de intenso.

Amanda Carvajal Escort GFE Lujo MadridCuando acabamos eran las siete de la mañana, las tres nos abrazamos desnudas en mi cama, estábamos sudadas, cansadas y sonrientes. Entonces, comprendí que hay cosas que sólo ocurren una vez en la vida por eso hay que disfrutarlas al máximo y que sin duda, esa jamás la olvidaría.

¿Y vosotros? ¿Habéis hecho alguna vez un trío? Os recuerdo que nunca es tarde para cumplir esa fantasía. ;-).

 

Amanda Carvajal Escort GFE Lujo Madrid

 

¿Te Gustó Este Post?
Suscríbete a mi blog y mira mis fotos más atrevidas

5 thoughts on “¿Has estado alguna vez con dos chicas a la vez? Yo si

  1. Gracias por este acalorado relato. Realmente me has hecho ponerme muy muy nervioso. Tu dulzura y elegancia al describir las situaciones dicen mucho de ti como persona y como mujer. Hasta pronto preciosa.

  2. Por supuesto que me gustaría,siempre que tú fueses una de las integrantes del trío

  3. Desde luego, es una experiencia a un nivel de sensualidad muy por encima de lo común. Para recordarla siempre.

  4. No imaginas como me apetece soltarme la melena y hacer realidad esta fantasía tan sublime. Ya estamos tardando…

  5. Amanda, que calidad tienes relatando un episodio de tu vida, eres elegante, culta.
    Si en una ocasión tuve la oportunidad de disfrutar de la compañía de dos jóvenes y recuerdo los momentos vividos que fueron inolvidables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *